Como el COVID-19 nos volverá mejores fotógrafos



Es bien sabido que en estos días alrededor de todo el mundo el panorama es incierto. Económica, social y psicológicamente hablando enfrentamos un gran reto. Es por eso que hablaremos de como en una situación similar a la que vivimos hoy (pero en el 2015) nos cambio la vida y de cómo vamos a aprovechar la cuarentena para volvernos mejores fotógrafos. 

    Hemos ya cumplido más de 4 años de tener la gran oportunidad y el privilegio de convertir nuestro hobby en nuestro modo de vida. Y todo comenzó con un sentimiento similar al que vivimos hoy… Era Septiembre del año 2015, año en el cual la fotografía de estrellas y de Vía Láctea no era muy popular, y recuerdo haber visto ciertas fotografías impresionantes del centro galáctico en Facebook que solo me llevaron a un pensamiento ¡quiero hacer fotos como esa! 


Fue así como en una salida de fin de semana con mi papá y unos amigos nos topamos con una escena inusual, era un campo de sembradíos, que lo particular que tenía (y lo que nos llamó la atención) era que en el mero centro del campo había un árbol, nada en especial, solo un árbol. Inmediatamente pensé, "esta es la foto, es aquí donde quiero poner la Vía Láctea” definitivamente nos detuvimos y empezamos a atar conjeturas, investigar si sería posible hacer esa foto. 


    Eso nos llevó a investigar y estudiar, de pronto no sabíamos nada de hacer fotografía de estrellas, a lo que nos topamos con el primer obstáculo, (no era la temporada de Vía Láctea en ese entonces) nos dimos cuentas que faltarían mas de 5 meses en poder realizar la foto que tanto habíamos visualizado.


    Es justo aquí donde hago la analogía con la situación actual que estamos viviendo en muchos lugares del mundo, donde por responsabilidad propia, no podemos salir a hacer fotos o buscar la foto que por tanto tiempo hemos planeado, como en aquel entonces, había que esperar. Sin embargo, lo primero que pensamos al descubrir que tendríamos 5 largos meses de espera, fue estudiar, estudiar y estudiar para lograr un mejor resultado de lo que tanto aspirábamos, que era fotografiar la Vía Láctea. 

    Dicho y hecho nos pusimos a estudiar, a observar a aquellos quienes admiramos. Hoy en día tenemos un gran acceso a la información y por lo menos mas tiempo que antes, que bien podemos destinar un poco de el, a proponernos a hacer mejores fotografías, de muchas maneras. Podemos comenzar por revelar nuestras fotografías, proponernos un reto, alguna escena que deseemos conocer para que en cuanto salga una ventana de tiempo podamos salir corriendo a realizarla, justo como nosotros buscamos la Vía Láctea en ese árbol, ese lugar que bien podría haber pasado desapercibido en otra época de nuestras vidas. (Se los aseguro)

   5 meses después de aquel día, teniendo una buena técnica, después de muchas horas detrás de la computadora, estudiando y analizando, nos reunimos un sábado a las 3 de la mañana y fuimos directo a hacer la primera Vía Láctea después de esperar 5 meses. Todo había salido bien, nos sentíamos seguros de lo que estábamos haciendo y lo primero que hicimos después de tomar la Vía Láctea fue llegar a revelar esas fotografías y a compartirlas en Facebook.   

Al ver todas esas fotografías de Vía Láctea, antes de dormir, tomamos la decisión de que era hora, teníamos que ir a hacer la foto que tanto habíamos anhelado, La Vía Láctea con el arbolito en aquel sembradío de sorgo. El plan estaba hecho, la cita era a las 3 AM en el coche sin dudarlo. Antes de irnos a dormir un rato nos escribió un amigo fotógrafo, que nos comento en la foto de Facebook que cuando invitábamos, que el también quería sumarse a tomar estas fotos, le extendimos la invitación y la cita se mantuvo igual, 3 AM en el coche salimos.

    Y por fin llegó ese momento, (pocas veces en mi vida he sentido tanta emoción por hacer cualquier cosa) definitivamente desde ese momento ya éramos realmente apasionados de la fotografía. Recuerdo que fue exactamente como me lo imaginé, el llegar, apuntar justo como habíamos estudiado, cielos despejados y el arbolito, fue todo lo que esperábamos esa madrugada. Y fue entonces en ese día cuando veníamos de regreso, todos desmañanados y con hambre que nuestro amigo nos dijo, y lo cito: “deberían de dar mini talleres de esto, yo vengo super emocionado y les agradezco que me hayan invitado, pero, ¡podrían sacar dinero de esto! La semana pasada justo fui a un mini taller que empezó a las 08:00 AM y termino a las 14:00 PM. Era de retrato y el amigo nos dice cómo tomar las fotos y listo. Te cobra $1,000.00 MXN y en unas horas termina el curso, por que yo, de verlos trabajar y de como tomar estas fotos, he aprendido”

    Recuerdo muy bien cómo esa madrugada nos cambió la vida, dicho y hecho a la semana siguiente organizamos nuestros primeros 2 mini talleres, el primero con 2 alumnos, ¡pero el segundo con 6! Todo esto nos motivo mucho y fue así como empezamos a dar talleres de fotografía, organizando y mejorando nuestras habilidades como fotógrafos y como personas. Hoy tenemos la grandiosa oportunidad de conocer el mundo viajando, organizando estos mismos talleres, conociendo personas y compartiendo un gusto común, la fotografía, nos otorgan su confianza y la gran oportunidad de compartir nuestros conocimiento y experiencias con una continua mejora en su fotografía. 


Y fue así, como en unas circunstancias similares, en donde no podíamos salir corriendo a realizar lo que queríamos, (que en ese entonces era fotografiar la Vía Láctea) nos propusimos a nosotros mismos aprender a hacer la Vía Láctea, aspirar a algún día tomar fotos como aquellas que nos habían inspirado a estudiar y a soñar. Tal ves pueda ser así como terminemos esta pandemia relacionada al COVID-19, soñando con aprender a tomar cierto tipo de fotografías o a elaborar alguna foto de alguna escena con la que soñemos, estoy seguro que podremos destinar al menos un poco de este tiempo en casa para poder proponernos algo, y hacerlo bien. Así como fue para nosotros la fotografía nocturna y de Vía Láctea.

0 vistas

GARCIAFERRO PHOTOGRAPHY

Experiencia fotográficas en otro nivel

© 2020 por GarciaferroTeam